Buscar
  • Lic. José Manuel Rodríguez

Trabajo remoto VS trabajo presencial


A partir de la pandemia por COVID-19 ha surgido un debate acerca de la modalidad de trabajo más apropiada para cada organización, el cual se divide entre trabajar a distancia o de forma presencial.


Las opiniones se dividen, ya que algunos líderes consideran que las actividades presenciales garantizan la productividad y desempeño por parte de los colaboradores, mientras estos colaboradores muestran mayor satisfacción y comodidad en una modalidad híbrida que les permita desarrollar sus labores, en su mayoría, de forma remota.


Aunque es cierto que cada organización adopta el sistema que mejor se acople a sus necesidades, hablamos de un problema cuando los líderes dan prioridad al trabajo presencial porque no tienen la responsabilidad de ofrecer estrategías y herramientas suficientes para que sus colaboradores puedan realizar sus actividades de forma eficaz de manera remota.


Expertos aseguran que el rechazo que muestran estos líderes ante la idea de trabajar a la distancia recae en que no saben cómo adaptarse a esta modalidad y por la urgencia constante de regresar a lo presencial que trajo consigo la contingencia sanitaria.



Afirman que durante la pandemia los líderes no se esforzaron en reaprender y redefinir esquemas laborales, por el contrario, vieron el home office como una contingencia que terminaría pronto y no como una oportunidad de desarrollar y crear nuevos espacios de trabajo. Por el contrario, piensan que al trabajar desde casa los colaboradores sólo están perdiendo el tiempo.




¿Cuál es la mejor modalidad de trabajo para mi organización?


No hay una respuesta correcta, pero independientemente de la modalidad que se adopte, se debe tomar en cuenta elementos que ayudarán a que la cultura organizacional y productividad no se vean afectadas como:


  • La escucha activa: Esto permitirá conocer los motivos por los cuales los colaboradores prefieren alguna de estas modalidades y establecer acuerdos para determinar un plan de acción. (Siempre y cuando la operación de tu organización lo permita).


Enfocarse solo en realizar operaciones a tiempo y olvidarse de escuchar a los colaboradores y sus necesidades es un grave error ya que afectamos directamente en la motivación, productividad y desempeño laboral.


  • Comunicación constante: Ser líderes que saben comunicarse, los objetivos serán más claros y alcanzables.Si tu organización requiere que todos los miembros se presenten a un espacio conjunto de trabajo, siempre hay que ofrecer alternativas idóneas para aprovechar al máximo el espacio y tiempo que se va a invertir.



Independientemente del recurso que implementes no olvides que el escenario post pandemia exige tener organizaciones más empáticas y comprometidas a dejar atrás la desconexión organizacional y optar por una alternativa donde los colaboradores se sientan integrados, escuchados y motivados, ya sea de forma presencial o a la distancia.


En Dharma Consulting estamos para brindarte una orientación completa enfocada en desarrollar tu organización, si tienes dudas o necesitas más informes no dudes en contactarnos.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo